FWD: Consecuencias de las Malditas Cadenas

MIS MUY ESTIMADOS AMIGOS:

Gracias por todas las benditas cadenitas que me mandaron durante los últimos años. Las seguí al pie de la letra y gracias a ellas y a ustedes:

a. Ya no saco plata de los cajeros porque me pueden poner una pantalla falsa que me hace creer que se tragó la tarjeta y después me vacían la cuenta.

b. Dejé de tomar Coca-Cola después de enterarme que sirve hasta para quitar el sarro de los inodoros y además me oxida el miembro y la ropa interior.

c. Dejé de ir al cine por miedo a sentarme en una butaca y pincharme el trasero con una jeringa infectada de SIDA.

d. Apesto, huelo como un chivo, porque dejé de usar desodorantes, ya que me enteré que producen cáncer en las axilas.

e. No dejo más el auto en playas de estacionamiento ni en ningún otro lado y a veces tengo que caminar como 7 cuadras por miedo a que me droguen con la muestra de un perfume para robarme el vehículo y quizás hasta me violen …

f. Dejé de contestar las llamadas telefónicas, temiendo que me pidiesen marcar el 9 asterisco y que se yo que más y me llegue una cuenta telefónica descomunal porque me clonaron la línea y llamaron a mi cargo a Uganda, Singapur, Estocolmo, Tokio y la patagonia.

g. Suspendí el consumo de varios alimentos por miedo a los strógenos, a los transgénicos y a no sé a cuantas cosas más.

h. Dejé de comer pollo y hamburguesas porque no son más que carne de engendros horripilantes sin ojos ni plumas, cultivados en un aboratorio.

i. Tampoco fui más a MC Donalds para no comer hamburguesas hechas con, además de la carne del punto anterior, una especie de lombrices.

j. He suprimido el sexo por miedo a que me vendan los preservativos pinchados y me contagie de solo Dios sabe qué porquería.

k. Dejé de tomar cualquier cosa que venga en lata por miedo a morir envenenado por la meada de los ratones.

l. Me estoy volviendo raro ya que en las fiestas no le hago caso a ninguna chica que se me regale, por más buena que esté, por terror a que me robe los riñones y me deje dormido en una bañadera con hielo.

m. Ya no uso el microondas por miedo a la ebullición súbita que me desfigurará la cara peor que el Fantasma de la Ópera apenas retirare la sopa o el café que antes calentaba todas las mañanas.

n. Gasté más de U$ 500 en limpieza de virus de mi PC por las cadenas que me advertían de la aparición de un nuevo virus y que, por supuesto, lo tenían metidito bien adentro.

o. Doné unos U$ 1.000 de mis ahorros a las 638 cuentas de Amy Bruce, una niñita enferma que estuvo a punto de morirse unas 7.245 veces en 4.354 hospitales y que tiene siete años desde 1993. (vaya forma de descubrir que es mentira que los chicos crecen).

p. Envié más de 500 firmas en contra de la guerra de USA contra Irak y ahora me dijeron que estoy en una lista de terroristas sospechosos y tengo temor a que en cualquier momento me caigan a tiros.

q. Estuve pegado a Internet semanas enteras esperando los 150.000 dólares que me mandarían Microsoft y AOL por participar en la prueba de rastreo de los e-mails y encima mi servicio de internet casi me embarga hasta el computador con una cuenta astronomica.

r. El prometido viaje a Europa con todo pago (y hasta mujeres en bolas) tampoco llegó.

s. No recibí el millon de dólares, ni la Ferrari, ni el fin de semana largo en Disney World! (Las 3 cosas que pedí como deseo después de mandar a 10 personas el Mantra Mágico enviado por el mismísimo Dalai Lama!)

t. Dejé de hacer, tomar y comer tantas cosas, que casi me muero de aburrimiento, de hambre y de idiotez…

De lo que sí estoy seguro es de que todos mis problemas y males son a causa de alguna cadena que rompí u olvidé seguir y por eso me cayó encima una maldición del demonio.

NOTA IMPORTANTE: Si no envías este e-mail por lo menos a 2644 personas en los próximos 5 minutos, te defecará una paloma hoy a las 6 de la tarde cuando salgas del trabajo y además te arderá como un volcan una hemorroides gigante que te va a salir.

RECUERDEN: ¡NO ROMPAN LA CADENA!